martes, 13 de agosto de 2013

"El amante", de Marguerite Duras


El amante, de Marguerite Duras, en la edición de Tusquets


Título: El amante
Autora: Marguerite Duras (Indochina francesa, 1914, París, 1996)
Género: novela/ literatura francesa
Primera edición: 1984, Éditions de Minuit (París), con el título L´Amant
Publicada en España por Tusquets (1985), con introducción de Rafael Conte y traducción de Ana Mª Moix. 

Varias décadas después de la publicación de su primera obra, Marguerite Duras (1914-1996) sorprende al público y a la crítica con El amante (Premio Goncourt 1984), novela autobiográfica basada en los años que la autora vivió en Indochina, rodeada de un paisaje selvático y hostil, junto a ríos caudalosos que lo arrastran todo a su paso, con un calor insano y sofocante. Duras nos relata la vida de una familia empobrecida y en decadencia, con una madre viuda que está medio loca, un hermano mayor, violento y perverso, y un hermano menor, débil y necesitado, por el que ella siente devoción.
La novela narra la historia de las relaciones de la autora, adolescente blanca y atractiva, con el hijo de un acaudalado comerciante procedente de China, que se enamora hasta la obsesión. A partir del momento en que se conocen, cuando ella se baja de un barco en el río Mekong, él la llevará a todos sitios en su limusina negra a pesar del escándalo que provocan. También describe el libro con gran sensibilidad sus encuentros amorosos, el nerviosismo y la dependencia de él, su dulzura para complacerla.
Marguerite Duras juega en la novela con la utilización de la 1ª y la 3ª persona, a veces como si se tratara de una cámara de cine; otras veces, desde la lejanía, de forma onírica, y gracias al uso frecuente de frases cortas significativas (“Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde. Tenía miedo de Dios, tenía miedo de mí. Dejé de existir salvo para el dolor…”), consigue un efecto de verosimilitud sorprendente lleno de magnetismo y seducción.
Al final del libro, después de exorcizar todos sus demonios, la autora deja entrever que ama a esa familia desestructurada y duda de que no quisiera al amante y sólo buscara dinero y placer.
Una literatura y un mundo propios, escritos, como decía ella, con la fuerza del cuerpo, sin mentiras ni artificios.

Autor del texto: José Sánchez Rincón